Grosses Bild

Inhalt

Información sobre una Dieta Sana

(Un análisis e informe del Dr. Ernst W. Henrich, doctor en tratamientos naturópatas)

Todos conocemos las recomendaciones hechas por los medios de comunicación; debemos comer más frutas y verduras y menos carne. El daño a nuestra salud causado por la carne y las grasas animales ha sido probado por muchos estudios científicos. A su vez, las consecuencias negativas para la salud por el consumo de la leche, queso (grasas animales saturadas) y huevos (colesterol) son ampliamente conocidas. Cuando los desastres naturales o los ataques terroristas se cobran cientos de miles de vidas, nos causan un gran horror. Sin embargo se toma con un sorprendente estoicismo cuando la pobre nutrición, que tanto prevalece actualmente en nuestra sociedad, acaba con millones de vidas mediante cáncer, enfermedades cardiovasculares y otras relacionadas con las dietas. El mito perpetuado por las industrias cárnicas y animales, de que la carne, la leche y los huevos son una valiosa y saludable parte de nuestras dietas permanece sin refutar por consumidores sin sospechas, y habitualmente por políticos desinteresados. Este comportamiento en políticos es totalmente inaceptable pues supone dar un mayor valor a los intereses de las industrias cárnicas y animales que a la salud y al bienestar de los ciudadanos,  a quienes se deben principalmente. El vegetarianismo fue injustamente denigrado en el pasado de la misma manera en la que lo es actualmente el veganismo. Las dietas saludables frecuentemente son rechazadas por pura insensatez, ignorancia o por los intereses de la ciencia. Soportando esto hay millones de personas que están enfermando y muriendo por malnutrición, particularmente por obesidad causada por la ingesta de carne y grasas animales, teniendo consecuencias como presión arterial alta, ataques de corazón, anginas de pecho, varices, arterioesclerosis, cáncer, y otras enfermedades crónicas. Estos millones de enfermedades y muertes causados por los productos animales se consideran habitualmente como "normales".

Eso que es difundido por la prensa no especializada acerca de la industria animal está directamente en contraste con los resultados y descubrimientos científicos de investigación nutricional y el testimonio de dietistas reconocidos. Un ejemplo es un documento oficial relevante publicado en 2003, conjuntamente por la ADA (Asociación americana de dietética) y la DC (Dietistas de Canadá), acerca de los beneficios para la salud de las dietas vegetarianas (sin carne) o veganas (sin carne, pescado, leche o huevos). Únicamente la ADA tiene alrededor de 70 000 miembros. En el documento explica: 

"Dietas veganas bien planificadas y otras formas de dietas vegetarianas son apropiadas para todas las fases del ciclo vital, incluyendo el embarazo, lactancia, infancia y adolescencia. Las dietas vegetarianas ofrecen una serie de beneficios"

"De esta manera, la Asociación Americana de Dietética (ADA) y los Dietistas de Canadá (DC) están en la posición de que una dieta vegetariana sensata y bien planificada es conductiva hacia una buena salud y adecuada para cumplir las necesidades nutricionales, así como una manera saludable de prevenir y tratar ciertas enfermedades"

"Es la responsabilidad de dietistas apoyar y fortalecer el interés en dietas vegetarianas"

Uno de los más reconocidos y renombrados dietistas de Alemania, Prof. Dr. Claus Leitzmann de la Universidad de Gieβen también es concluyente en la materia: 

"Estudios con personas viviendo estilos de vida veganos alrededor del mundo muestran que los veganos están por encima de la población media en salud. Peso, presión arterial, colesterol, funciones renales y el estado general de salud son por lo general peores en la población normal. Adicionalmente a estos aspectos positivos esta un menor perjuicio al medio ambiente (menos estiércol líquido y metano por la ganadería), el desarrollo de países más independientes (sin importaciones de comida animal) y los animales tratados de manera más humana. Por ello la cría de ganado, la ganadería, el transporte de animales y los experimentos con ellos se verían reducidos o incluso completamente erradicados"

Todo esto a pesar de un gran número de personas, doctores y "aspirantes" a expertos nutricionales, que en los medios,  prefieren propagar las "medias verdades" acerca de la lucrativa industria y de la obsoleta e incorrecta doctrina del pasado. ¿Es conveniencia o simplemente vaguería lo que nos frena a realizar un cambio de postura, en vez de seguir pregonando los mismos prejuicios y falsos hechos? ¿Estamos asustados de que aparezcan nuevas revelaciones que muestren las deficiencias de nuestras dietas y nos hagan plantearnos el seguir una dieta vegetariana o vegana, aquellas que rechazamos en el pasado?

El genio del siglo XX, Albert Einstein dijo:

"Solo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, y no se cual va primero"

Einstein también dijo:

"Nada beneficiará más a la salud humana e incrementará las posibilidades de sobrevivir en la tierra que la evolución hacia una dieta vegetariana"