Grosses Bild

Inhalt

Información sobre Principios Activos

Dentro del conjunto de los principios activos distinguimos básicamente entre sustancias naturales y sustancias químico-sintéticas provenientes de la biotecnología. Aún cuando preferimos siempre las sustancias naturales, sería un error en toda regla excluir de antemano el segundo grupo mencionado de sustancias. La razón de ello es que existen sustancias naturales que pueden ser extremadamente dañinas para el organismo humano, al igual que existen también sustancias sintéticas que resultan enormemente beneficiosas para los seres humanos y que incluso resultan ser más puras que las extraídas directamente de la naturaleza.

Las investigaciones de Dr. Baumann SkinIdent®  se orientan en la línea de analizar cada una de las sustancias y de calibrar exactamente sus ventajas para lograr un cuidado de la piel más sano y eficaz, seleccionando aquellos principios activos que mejor se adaptan a tal propósito. 

Es por ello que nuestra estrategia reside en hacer prevalecer en nuestros productos aquellos principios activos que son totalmente afines o idénticos a los de la piel y el organismo y que, en condiciones normales, no puedan desencadenar alergias.  

Más allá se puede establecer también otra división: entre principios activos de origen vegetal y animal. Según nuestras investigaciones hemos constatado que los principios activos provenientes de animales no tienen ninguna ventaja respecto a los que provienen del mundo vegetal y por lo tanto podemos prescindir completamente de cualquier principio activo obtenido del sacrificio de animales, sin mermar en lo más mínimo la calidad y eficacia de nuestros productos, máxime porque incluso algunos valiosos principios activos provenientes de animales se obtienen hoy en día mediante la biotecnología (como por ejemplo el ácido hialurónico) o a partir de materias primas vegetales (como por ejemplo el Cetil palmitato en lugar del aceite de ballena).

Existe además un segundo y más importante argumento para excluir productos provenientes de animales: hoy en día la gran mayoría de los animales que se crían para obtener de ellos sustancias orgánicas viven desde su nacimiento en estrechísimos hábitats y en unas  condiciones bastante lamentables hasta su sacrificio. 

Por estas circunstancias y porque además la producción animal recurre a menudo a los tratamientos con hormonas o a la quimioterapia, la conclusión es que decimos un claro NO a la utilización de estos productos.

 

Entretanto, todos los fabricantes de productos cosméticos están obligados a cumplir rigurosamente  con una declaración expresa de cada uno de los ingredientes del producto según la lista INCI. Por ello, cada profesional de la cosmética tiene la oportunidad de enjuiciar la calidad de cada producto en función de las sustancias que lo integran. De esta forma, toda persona sensible por una vida sana  tomará esto en  consideración por su propia salud y por la de sus clientes.