Grosses Bild

Inhalt

Información sobre el Oxígeno en Cosmética

Es conocido por todos que, actualmente,  aún se siguen empleando  las cremas y las  inhalaciones de oxígeno. Para que Ud. conozca porqué  los productos de Dr. Baumann SkinIdent®  no utilizan oxígeno, le ofrecemos  de forma somera la siguiente información:

La utilización del oxígeno dentro de los productos cosméticos  se basa en el hecho de que los clientes encuentran una connotación  positiva en  el empleo de oxígeno, aunque sea en  altas concentraciones. 

Sin embargo,  sucede que la piel y el organismo ya se encuentran  perfectamente abastecidos de oxígeno gracias al que las células captan a través del aparato circulatorio y  de los pulmones y por tanto no necesitan de un aporte adicional vía cremas de oxígeno o de inhalaciones de este gas.

Las inhalaciones de oxígeno encuentran  su sentido dentro de las urgencias médicas  o de las prescripciones facultativas  cuando por motivos de enfermedad  no se garantiza el correcto aporte de oxígeno a las células. 

Aun cuando fuera posible que a través de una crema con oxígeno se produjeran importantes aportes de éste a la piel, y que como se suele afirmar, fueran capaces de incrementar la concentración de O2 en un 100%, nuestra opinión  es que todo esto, lejos de ser deseable, puede incluso acabar resultando dañino para una piel sana.

Si le echamos un vistazo a un libro de fisiología, entenderemos que lo importante para el organismo y para la piel  no es que logre  una concentración de oxígeno lo más alta posible, sino que la concentración sea la correcta, que no es más que la que el aparato circulatorio ya se encarga de dispensar a las células de la piel.

Consultando un libro de Medicina veremos  que una cantidad de oxígeno en exceso actúa de forma  tóxica (venenosa) para las enzimas de las células y puede llegar a dañar las funciones celulares.

Naturalmente que esto no es lo que se espera de una crema cosmética. El que hasta la fecha no se hayan reportado daños al respecto, lo achacamos al hecho de que dichas cremas no tienen, en realidad, una capacidad apreciable de  aportar oxígeno  al organismo. Para que el oxígeno pueda ser absorbido por la piel se hace precisa la presencia  de fluoruros hidrogenados que actúan como  disolventes, aunque  de su metabolismo se sabe bien poco aún. Por esta razón, los fluoruros hidrogenados no han recibido aún luz verde para ser empleados por parte de la Medicina.

Una importante aportación para aquellos profesionales que deseen profundizar algo más, es el artículo de una de las más renombradas autoridades dentro de la fisiología sobre el oxígeno, Prof. Dr. med. Rolf Zander (Instituto para Fisiología y Fisiología Patológica de la Universidad de Mainz) quien escribía en la revista Nº 7/98, en las páginas 94-97 y bajo el título  de “No existe déficit de oxígeno en la piel” („Sauerstoffmangel der Haut gibt es nicht“) lo siguiente :

“Si la industria cosmética recomienda ahora una cosmética con oxígeno o el uso de la terapia con oxígeno de Manfred von Ardenne o de los establecimientos con inhalación de oxígeno, los cuales  están adquiriendo una gran popularidad, entonces lo único que se puede hacer es repetir literalmente el término calificativo que de antaño solía aparecer en el Diario Médico Alemán (Deutschen Ärzteblatt): “Un sin sentido - Unsinn”

“En las últimas décadas, cientos de publicaciones  se han ocupado de los venenosos efectos colaterales del O2. Un 100% de O2 constituye un importante medio oxidante, capaz de dañar considerablemente los lípidos del pulmón y del cerebro humano”.

“A parte de ello, ha quedado demostrado que la afluencia de un 100% de O2 sobre los pulmones provoca una disminución de la irrigación sanguínea de  entre un 10 y 15% (pareciendo con ello  que los órganos quisieran protegerse frente al oxidante O2. Esto también es válido para el caso de la piel”

“Sólo después de haber  tratado durante años a los niños nacidos prematuramente con un aporte del 100% de oxígeno, se pudo detectar  el fenómeno de la fibroplasia retrolental, que es una patología consistente en el crecimiento de los vasos de la retina que acaba provocando  la ceguera en estos niños. Queda por esperar que la cosmética tome nota de estas experiencias”.

Conclusión: La utilización de oxígeno en los cosméticos es más que cuestionable dado que se ha constatado que existen considerables riesgos ligados a ello. Es por ello que Dr.Baumann SkinIdent® prescinde totalmente de oxígeno en todos sus productos.