Grosses Bild

Inhalt

¿Piel Seca y Deshidratada?

¡Todo depende del acertado cuidado de la piel en casa!

El perfecto cuidado diario de la piel en casa

¿Está su piel seca, escamosa, áspera y sin brillo? ¿Nota Ud. tirantez y también eventualmente un picor sobre su piel? ¿Su piel se deja sentir quebradiza y frágil?

En este caso, padece Ud. seguramente de una piel seca. Este es hoy en día uno de los tipos de piel más extendido. El desencadenante de una piel seca y sensible suele ser, habitualmente, un déficit de lípidos en la barrera protectora de la epidermis (en el estrato córneo). A la piel le faltan exactamente estos lípidos y con ello la capacidad de poder mantener  la deshidratación en unos bajos valores. Adicionalmente, los alérgenos y sustancias nocivas del medio ambiente pueden penetrar más fácilmente en ella.

Por ello, la piel reacciona de forma mucho más sensible a cualquier estimulo exterior. 

Resultados de experimentaciones llevadas a cabo señalan que la utilización de aceites minerales del petróleo (parafinas), en altas concentraciones, pueden afectar negativamente a la función barrera de la piel, lo cual se pone de manifiesto en el hecho de que la piel y especialmente los labios, demandan constantemente la aplicación repetida de dichos aceites minerales, para que mediante el efecto oclusivo ( sellado o cierre de la piel) se evite que ésta se siga deshidratando.

Los estudios científicos también corroboran que una piel bien cuidada mediante lípidos idénticos a los de la piel y liposomas, sin conservantes químicos ni perfumes, es capaz de regenerar en un corto periodo de tiempo una función barrera dañada. Si la barrera de la piel está intacta, la piel está mucho más sedosa, tiene menos arrugas y de menor profundidad.

Posibles causas de una piel seca:

  • Dependencia genética 
  • Dependencia hormonal 
  • Por utilizar en el aseo personal sustancias detergentes demasiado alcalinas
  • Por abusar de la exposición al sol o solarium
  • Por no tomar las correctas medidas antes y después de tomar el sol 
  • Utilizar productos para el cuidado de la piel con elevado contenido en aceites y ceras minerales del petróleo 
  • Por un envejecimiento de la piel debido a una insuficiente producción de sebo
  • Altas y bajas temperaturas 
  • Por un plan de cuidados diario de la piel desacertado 

¿Qué hacer para evitarlo?

Un correcto y acertado cuidado de la piel garantizará permanentemente la estructura y el correcto funcionamiento de la  función de barrera de la piel. Los liposomas provenientes de fosfolípidos, así como esfingolípidos, ceramidas, ácido linoleico y otros valiosos lípidos, restituyen la función barrera de la piel, evitando así una fuga de los factores de hidratación naturales (FHN) intrínsecos de la piel.